El MEJ de San Ignacio en Montevideo – Uruguay sigue dando pasos

Mónica Fernández, una de las responsables de llevar el movimiento adelante nos cuenta la experiencia de una nueva propuesta surgida en la Parroquia. Inspirada por su recorrido personal de El Camino del Corazón durante el año 2021, Mónica ha querido llevar la propuesta de este itinerario de formación a las familias del MEJ, especialmente a los papás. Así fue como luego de discernirlo y prepararlo, el 23 de octubre pasado reunió a los papás MEJ en los salones parroquiales y les acercó la propuesta. Se trata de que los papás del MEJ acompañen a sus hijos en la vida del movimiento recorriendo ellos mismos El Camino del Corazón, donde se inspira el carisma espiritual del MEJ. Esta propuesta abre un horizonte nuevo a los papás que les ayuda a “sintonizar con sus hijos”, a acompañarlos en lo que ellos viven, a vivir con ellos el MEJ desde su lugar de papás. Mónica nos cuenta que “Estuvo muyyy linda la reunión con los padres, muchos ya me confirmaron que están interesados en hacerlo… y algunos abuelos también. Lo que más les gusto -nos dice- fue que ellos pudieran tener un espacio en la parroquia para continuar creciendo en la Fe, que fuese la misma espiritualidad que la del Mej y además en el mismo horario que sus chicos”. 

Mónica nos dice que en el último tiempo la Parroquia San Ignacio ha trabajado en colaboración con el Servicio Jesuita Migrantes (SJM), y esto se ha visto reflejado en los frutos que el MEJ ha dado en la Parroquia. “Hay muchos ingresos este año…y lo que nos llamó la atención es que ingresaron muchísimos chicos venezolanos al Mej… Hace 2 años se comenzó con el Servicio Jesuita al migrante en nuestra parroquia y eso se ve reflejado en estos ingresos”. Nos sigue contando Mónica que “La primera parte de la reunión fue para escuchar a los padres y, lo que nos llamó la atención fue cómo ellos contaban sus experiencias en la Fe de hace años para atrás… En la reunión se hizo mucho énfasis en los 3 pilares del Mej… Y la importancia de que ellos puedan también acompañar a sus hijos en este crecimiento espiritual… Los padres son los modelos para sus hijos y es fundamental que sus hogares también sean iglesias domésticas. Luego celebramos todos juntos la Eucaristía.” 

Esta experiencia confirma la estrecha relación entre El Camino del Corazón y el carisma espiritual del MEJ, que echa sus raíces y se nutre de aquél. Los pilares del MEJ son una adaptación pedagógica del recorrido formativo de El Camino del Corazón, por eso esta iniciativa de Mónica es una manera muy conveniente de compartir con las familias del MEJ. Papás y mejinos bebiendo de un mismo pozo y compartiendo la fe. Celebramos con la comunidad del MEJ San Ignacio este paso importante en la misión y, la entrega y fecundidad con que trabajan. ¡Muchas gracias, Mónica, por tu compartir y por llevar adelante esta iniciativa! ¡Continuamos caminando juntos en esta misión para seguir viviendo al estilo de Jesús! Seguimos rezando unos por otros.

Entrada anterior
Discípulos Misioneros Intención de Oración Octubre
Entrada siguiente
Martes de intención de oración
Menú